Para adaptar nuestra ingesta al perfil de las carreras de Val d’Aran by UTMB® es necesario tener en cuenta un par de conceptos básicos.

En primer lugar, debemos calcular cuáles serán nuestros tiempos de paso. En la carrera dispondremos de avituallamientos y puntos en los que algún familiar o conocido, o la misma organización, podrán poner a nuestra disposición aquello que necesitemos, pero el resto del tiempo dependeremos de lo que llevemos encima. Por eso es necesario tener una idea aproximada del tiempo que vamos a estar en cada tramo, para llevar encima lo
justo y necesario. De esta manera evitamos que nos falte cualquier cosa, pero también prevenimos ir más cargados de lo necesario. No obstante, en la montaña puede suceder cualquier imprevisto, por eso es mejor calcular que estaremos en cada tramo algunos minutos más de lo previsto.

En segundo lugar, debemos tener presente que el desnivel también influye en nuestras demandas energéticas, y en la forma en la que podemos ingerir los alimentos:

  • Los ascensos son tramos con un gran desgaste energético y muscular, por lo que deberemos ingerir más energía que en un tramo plano. Además, no nos interesa orientar nuestros esfuerzos en digerir la comida, por lo tanto, vamos a optar por alimentos fáciles de masticar, tragar, digerir y absorber como barritas blandas, membrillo, dátiles… En las subidas es un buen momento para hidratarnos con nuestra isotónica y cubrir así parte de los hidratos de carbono (HC) que necesitaremos por hora.
  • En los tramos de bajada la demanda energética no es tan grande, pero es un momento de gran tensión muscular y articular. Dado que en los descensos es donde suelen ocurrir las caídas y las lesiones, vamos a evitar comer cualquier cosa que pueda desviar nuestra atención mucho rato. No obstante, no debemos olvidar nuestra hidratación.
  • Por último, en los tramos planos podemos aprovechar para ingerir algún alimento más sólido como una barrita o mini sándwich, siempre y cuando no entorpezcan nuestra digestión ni nuestro rendimiento.

Todas estas pautas son generales y dependerán de la intensidad a la que vayamos cada uno de nosotros. Si apretamos en los llanos y nuestra frecuencia cardíaca se dispara, entonces el mejor momento para ingerir alimentos más sólidos se tendrá que estudiar y ver si es mejor incorporarlos en las subidas o bajadas donde quizá nuestra frecuencia cardíaca se estabilice.

Para que te prepares de la mejor manera posible para afrontar tu reto, Anna Grifols, dietista-nutricionista experta en nutrición deportiva de Nutriexper, y Luis Pérez, dietista-nutricionista colaborador de Nutriexper, han preparado el documento en Cómo planificar la alimentación de Val d’Aran by UTMB® por segmentos, donde explican todo lo que debes saber sobre:

  • Avituallamientos.
  • Autosuficiencia y Planificación.
  • Comida Pre-Carrera.
  • Suplementación antes y durante la carrera:
    • Carbohidratos.
    • Cafeína.
    • Sales.
    • Nitratos.
    • BCAA’s.
  • Planificación por sectores.
  • Recuperación.
  • Suplementación post-carrera.
¡Nos vemos el 9 de julio!

 

Descarga: Cómo planificar la alimentación de Val d’Aran by UTMB®