Torn dera Val d'Aran - VDA

Somos corredores, y nos gusta correr, nos gustan los retos. ¿Por qué no dar la vuelta completa a la Val d’Aran? 

 
Aire, fuego, tierra y agua; los elementos que os vais a encontrar recorriendo el valle.
Ciento sesenta y un kilómetros con 10.200 metros de desnivel positivo es lo que os espera en esta espectacular carrera.

Saliendo a las 16:00 horas de Vielha, coronaréis en los primeros kilómetros 3 picos de más de 2.000 metros y tendréis la sensación de volar sobre Vielha y toda la Val d’Aran. Con la caída de la noche, atravesaréis Artiga de Lin, un espacio natural excepcional. Acompañados de la luna, cruzaréis el Pas dera Escaleta, Montjoia y encadenaréis una serie de picos cresteando a 2.000 metros de altitud hasta el Còth de Baretja. Allí, en un descenso continuado, bajaréis hasta Bossòst, donde estará el primer avituallamiento con asistencia permitida. 

El fuego es uno de los elementos más importantes de la cultura aranesa y Les, una población con unas tradiciones muy arraigadas. Cruzando el pueblo, podréis apreciar Eth Haro, un abeto de unos 10 m de altura que es quemado cada solsticio de verano. Desde Les, os adentraréis en la Val de Toran, probablemente el valle más salvaje de las montañas aranesas. Acercándoos al amanecer, atravesaréis todo Toran por sus antiguos y típicos pueblos, como Canejan o Sant Joan de Toran. 

Las primeras luces de la madrugada os llevarán hacia el importante pasado minero de la Val d’Aran. Una larga subida desde Sant Joan de Toran os conducirá hasta el lago de Liat, con su majestuosidad. Os acercaréis hacia la base del Mauberme, una imponente montaña de 2.880 metros de altitud. El paso por Port de Urets, a 2.500 metros de altitud, marca una de las cotas más alta del recorrido. A pocos metros y después de cruzar unos antiguos túneles mineros, pasaréis por las abandonadas minas de hierro de Urets, con unas vistas panorámicas sobre el lago de Montoliu y la cadena principal del Pirineo; Aneto y Maladetas, Montarto, Montlude… Después de alcanzar el collado de Montoliu, una bajada larga os llevará hasta el Santuario de Montgarri. De Montgarri, tras un leve ascenso, llegaréis al Pla de Beret, kilómetro 100 de la carrera. Allí se encuentra la segunda base de vida. Una vez atravesado el altiplano, a 1.800 metros de altura, tocará bajar hacia el valle. Dos pueblos os esperan; Bagergue, declarado uno de los pueblos más bonitos de España, y Salardú, capital del Naut Aran. 

Desde Salardú el paisaje cambia. Os acercaréis al “Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici”. La subida por la Val d’Aiguamoix os conducirá hasta los Baños de Tredòs, unos antiguos baños termales conocidos por los romanos, que os abrirán las puertas al parque nacional. El circo lacustre de Colomèrs, con sus más de 50 lagos, es el circo de lagos glaciares más grande de los Pirineos. Pasaréis por varios de ellos hasta llegar al Estanh Obago y, de bajada hacia el Estanh de Colomers, atravesaréis un espectáculo de agua y vistas infinitas. Dejaréis a la derecha el lago de Colomers para bajar al avituallamiento de Colomers y continuar hacia las cabañas de Pruedo para enlazar con el antiguo camino del agua que os brindará unas vistas espectaculares sobre la Val de Valarties. Después descenderéis por la zona de Mont-Romies hasta la preciosa localidad de Arties, en la que estará el tercer avituallamiento con asistencia permitida (después de Bossòst y Beret). Desde ese lugar a meta os esperarán dos últimas y exigentes subidas hasta Santet de Escunhau y tuc de Cauva. Allí tendréis la meta en Vielha a vuestros pies. Unos últimos kilómetros de sendero en bajada por el bosque os llevarán al final del desafío. Ciento sesenta y un kilómetros donde habréis atravesado todo el valle y todos sus paisajes. 

 

Saliendo a las 16:00 horas de Vielha, coronaréis en los primeros kilómetros 3 picos de más de 2.000 metros y tendréis la sensación de volar sobre Vielha y toda la Val d’Aran. Con la caída de la noche, atravesaréis Artiga de Lin, un espacio natural excepcional. Acompañados de la luna, cruzaréis el Pas dera Escaleta, Montjoia y encadenaréis una serie de picos cresteando a 2.000 metros de altitud hasta el Còth de Baretja. Allí, en un descenso continuado, bajaréis hasta Bossòst, donde estará el primer avituallamiento con asistencia permitida. 

El fuego es uno de los elementos más importantes de la cultura aranesa y Les, una población con unas tradiciones muy arraigadas. Cruzando el pueblo, podréis apreciar Eth Haro, un abeto de unos 10 m de altura que es quemado cada solsticio de verano. Desde Les, os adentraréis en la Val de Toran, probablemente el valle más salvaje de las montañas aranesas. Acercándoos al amanecer, atravesaréis todo Toran por sus antiguos y típicos pueblos, como Canejan o Sant Joan de Toran.

Las primeras luces de la madrugada os llevarán hacia el importante pasado minero de la Val d’Aran. Una larga subida desde Sant Joan de Toran os conducirá hasta el lago de Liat, con su majestuosidad. Os acercaréis hacia la base del Mauberme, una imponente montaña de 2.880 metros de altitud. El paso por Port de Urets, a 2.500 metros de altitud, marca una de las cotas más alta del recorrido. A pocos metros y después de cruzar unos antiguos túneles mineros, pasaréis por las abandonadas minas de hierro de Urets, con unas vistas panorámicas sobre el lago de Montoliu y la cadena principal del Pirineo; Aneto y Maladetas, Montarto, Montlude… Después de alcanzar el collado de Montoliu, una bajada larga os llevará hasta el Santuario de Montgarri. De Montgarri, tras un leve ascenso, llegaréis al Pla de Beret, kilómetro 100 de la carrera. Allí se encuentra la segunda base de vida. Una vez atravesado el altiplano, a 1.800 metros de altura, tocará bajar hacia el valle. Dos pueblos os esperan; Bagergue, declarado uno de los pueblos más bonitos de España, y Salardú, capital del Naut Aran.

Desde Salardú el paisaje cambia. Os acercaréis al “Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici”. La subida por la Val d’Aiguamoix os conducirá hasta los Baños de Tredòs, unos antiguos baños termales conocidos por los romanos, que os abrirán las puertas al parque nacional. El circo lacustre de Colomèrs, con sus más de 50 lagos, es el circo de lagos glaciares más grande de los Pirineos. Pasaréis por varios de ellos hasta llegar al Estanh Obago y, de bajada hacia el Estanh de Colomers, atravesaréis un espectáculo de agua y vistas infinitas. Dejaréis a la derecha el lago de Colomers para bajar al avituallamiento de Colomers y continuar hacia las cabañas de Pruedo para enlazar con el antiguo camino del agua que os brindará unas vistas espectaculares sobre la Val de Valarties. Después descenderéis por la zona de Mont-Romies hasta la preciosa localidad de Arties, en la que estará el tercer avituallamiento con asistencia permitida (después de Bossòst y Beret). Desde ese lugar a meta os esperarán dos últimas y exigentes subidas hasta Santet de Escunhau y tuc de Cauva. Allí tendréis la meta en Vielha a vuestros pies. Unos últimos kilómetros de sendero en bajada por el bosque os llevarán al final del desafío. Ciento sesenta y un kilómetros donde habréis atravesado todo el valle y todos sus paisajes. 

 

Ficha Técnica

161 km

10.200m D+ I 10.200m D-

Vielha

Vielha

8 de julio

16:00

4 Running Stones

Asfalto 7% I Pista 15% I Sendero 78% I Cota máxima 2.535

* El recorrido puede sufrir variaciones por motivos meteorológicos y estado del terreno.

Mapas y perfil